Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fincas Corral cierra la mitad de sus oficinas como "ajuste" al sector inmobiliario

La empresa pasa de 350 a unas 180 sedes.- Justifica que los cierres se deben a la caída de las ventas

Fincas Corral, una de las mayores agencias inmobiliarias en España, ha cerrado la mitad de sus oficinas en lo que va de año, según publica en su edición de hoy el diario Cinco Días. Desde la empresa familiar califican la medida de "ajuste" a la realidad del sector. La ralentización de la demanda de viviendas y la duplicidad de oficinas en algunas zonas ha llevado a concentrar las ventas en determinadas sedes y cerrar las sobrantes, según la compañía fundada por Calixto Corral hace 20 años.

De 350 sucursales que la empresa afirmaba tener a principios de este año a unas 180 de ahora. Son datos de la página web de una de las mayores intermediarias inmobiliarias de España. Pese a que la compañía ha alegado que los cierres son una forma de adaptarse al sector, ningún portavoz de la catalana ha querido confirmar las cifras, según publica hoy Cinco Días.

Responsables del grupo catalán también han declinado señalar cuántos puestos de trabajo han sido suprimidos con motivos de los cierres. En 2006 eran 2.011 las personas que trabajaban en la agencia inmobiliaria.

La visión de antiguos trabajadores

El silencio que guarda la empresa contrasta con las palabras de antiguos trabajadores consultados por el diario económico. El cierre de sucursales comenzó en abril, según confirmaron al periódico algunos de ellos, después de que la empresa anunciara sus planes de abrir 400 sedes en México. En la actualidad, el país americano sólo cuenta con una oficina de Fincas Corral. En Portugal, Reino Unido y Alemania, el grupo también ha cerrado sus oficinas.

"Yo podía ver el ranking de ventas de todas y sabía que no había más de 100 sucursales que diesen beneficios", explica al diario el que fue responsable de una oficina en Madrid.