Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión multa a Telefónica con 151 millones por dificultar la competencia en ADSL

Telefónica solicitará la anulación de la sanción ante el Tribunal de Luxemburgo

La Comisión Europea ha acordado hoy imponer a Telefónica una multa de 151,8 millones de euros por un abuso "muy grave" de posición dominante en el mercado español de internet de alta velocidad. La multa es, por un amplio margen, la más alta impuesta por el Ejecutivo comunitario a un operador de telecomunicaciones. Bruselas estima que las actuaciones de Telefónica han llevado a los consumidores españoles a pagar un 20% más por el acceso a la banda ancha que el promedio de la UE-15. La compañía que preside César Alierta ya ha anunciado que solicitará la anulación de la sanción ante el Tribunal de Luxemburgo.

El Ejecutivo comunitario considera que, con sus prácticas comerciales, Telefónica debilitaba a sus competidores, dificultando que mantuvieran su presencia y su crecimiento, y les obligaba a incurrir en pérdidas si querían igualar los precios minoristas. El ejecutivo explica que, durante más de cinco años, Telefónica impusoa sus competidores unos precios abusivos por el uso de la infraestructura de banda ancha.

Según el ejecutivo de la UE, debido a estos elevados costes mayoristas y a la débil competencia en el mercado minorista, los precios de la banda ancha en España superan en un 20% la media de la UE-15.

En una nota remitida a la CNMV, Telefónica ha anunciado "su firme intención de solicitar la total anulación de la inexplicable decisión de la Comisión Europea con respecto al procedimiento iniciado, a petición de una empresa controlada por el Estado francés, contra Telefónica de España por un supuesto abuso de posición dominante en el mercado español de acceso de banda ancha a Internet".

Afirma que "esta decisión crea una inseguridad jurídica que alterará inevitablemente los futuros planes de actuación de Telefónica y todos los operadores, con un impacto directo en el desarrollo del sector en perjuicio del usuario final europeo".

Telefónica califica la decisión de Bruselas de "injustificada y desproporcionada", tanto en el plano jurídico, como económico y de mercado ya que, dice, "ha cumplido escrupulosamente con la normativa vigente impuesta por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones".

Una multa "ejemplar"

"Por su gravedad y duración, el abuso de Telefónica merece una sanción severa", indica Bruselas, que espera disuadir así a otros operadores dominantes de incurrir en comportamientos similares.

En opinión de la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes,el estrechamiento de márgenes que Telefónica impuso a sus competidores no sólo incrementó sus costes sino que perjudicó notablemente a los consumidores. "No consentiré que las empresas dominantes fijen unos precios que den al traste con la liberalización de las telecomunicaciones", subrayó la comisaria en rueda de prensa.

Hasta ahora, Bruselas había sancionado a la francesa Wanadoo con 10,35 millones de euros y a la alemana Deutsche Telekom con 12,6 millones de euros por abuso de posición dominante en acceso a la red local y a Internet. Con esta multa, Telefónica pasa a formar parte del 'club' de las multinacionales con mayores sanciones encabezado por Microsoft, que tuvo que pagar 497 millones en 2004. El pasado mes de abril impuso una multa de 273 millones euros a Heineken, y otras dos cerveceras holandesas, Grolsch y Bavaria, por pactar precios.

Leve subida en la Bolsa

Tras una investigación que ha durado más de cinco años y que se abrió tras recibir una denuncia de la francesa Wanadoo, la Comisión concluyó que desde septiembre de 2001 a diciembre de 2006, la diferencia entre los precios minoristas de Telefónica y los que cobra a sus competidores por permitirles usar la red era insuficiente para cubrir el coste del servicio.

La Comisión reconoce que los precios minoristas están regulados por ley, pero incide en que Telefónica podía haber rebajado "motu propio" sus precios mayoristas, que en su mayoría no lo están. Bruselas hace hincapié en que la operadora "no podía ignorar que estaba aplicando un estrechamiento de márgenes a sus competidores" y la culpa en exclusiva de las consecuencias de su comportamiento.

Recuerda que tras la apertura formal de este proceso, en febrero de 2006, el regulador español (la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones) analizó la situación del mercado de banda ancha y decidió imponer un descenso significativo de los precios mayoristas nacionales y regionales de Telefónica en diciembre de 2006. Esta intervención, señala la Comisión, puso fin al abuso detectado.

Después de conocerse la multa a Telefónica, la empresa ha cerrado la sesión de hoy en la Bolsa con una subida del 0,67%, que ha situado el precio de sus acciones en 16,55 euros.