Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rato abandonará el FMI en octubre por razones personales

El director del FMI dice que quiere dedicarse a la educación de sus hijos y, según su entorno, retrasó su dimisión por el escándalo de Wolfowitz y no volverá a la política española

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el español Rodrigo Rato, abandonará su cargo tras la asamblea anual de este organismo y el Banco Mundial, en octubre, según ha anunciado hoy la institución. En un comunicado distribuido por el FMI, Rato alega "razones personales" para su marcha. Según EP, Rato había decidido hace tiempo abandonar su cargo al frente de este organismo internacional, pero optó por retrasar el anuncio oficial a raíz del escándalo creado en torno al ex presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, y su posterior dimisión.

En una declaración al Consejo Ejecutivo del Fondo y distribuida por el organismo, Rato alega "razones personales" para su marcha y cita, entre otras, sus "circunstancias y responsabilidades familiares, en particular la educación de mis hijos". "Mi intención es renunciar como director gerente después de la asamblea anual de 2007", indica Rato, que alega que anuncia ahora su decisión para dar el tiempo suficiente al Consejo Ejecutivo para designar un sucesor.

No volverá a la política

Rodrigo Rato no volverá "en ningún caso" a la vida política en España, informaron a Europa Press en fuentes de su entorno. Los planes del actual director gerente de la institución pasan por incorporarse a una empresa privada en España, cuya identidad se anunciará en su día, según estas fuentes. Asimismo, informó al presidente del PP, Mariano Rajoy, antes de que se hiciera público, de su decisión de abandonar su cargo en septiembre y le confirmó que se debe a "motivos personales. También ha informado al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien llamó para comunicarle su decisión.

Igualmente, estas fuentes explicaron que aproximadamente cada 15 días realiza un viaje a España de carácter privado, prácticamente de incognito, en los que mantiene estrecha relación con sus hijos. Por último, indicaron que tras estos tres años de actividad, Rodrigo Rato se encuentra "especialmente cansado" por el trabajo y los continuos viajes por todo el mundo.

Mientras, los miembros del Grupo Popular se vieron sorprendidos en el Congreso por la decisión de su ex compañero, una noticia que la mayoría de los diputados conocieron a través de mensajes de alerta recibidos en su teléfono móvil.

Balance de su mandato

El ex ministro de Economía español asegura que "no ha sido una decisión fácil" debido a su respeto por la institución y su personal, "su papel en la arquitectura económica mundial y su envidiable capacidad de adaptarse a unas circunstancias globales cambiantes". Entre los logros de su mandato, el director gerente enumera las iniciativas para la reforma de la institución, tales como "la primera etapa del incremento de las cuotas" de países en vías de desarrollo.

"Espero que mi marcha nos dé a todos un incentivo para colaborar de manera constructiva y efectiva con los países miembros en los próximos meses para tratar de acelerar el calendario en esas áreas y garantizar que hemos alcanzado suficientes progresos de cara a la Asamblea Anual".

Relevo en las instituciones financieras

La marcha de Rato se producirá apenas tres meses después del relevo al frente del Banco Mundial, la institución hermana del Fondo, en la que el ex subsecretario de Estado Robert Zoellick reemplazará este domingo como presidente a Paul Wolfowitz, quien presentó la dimisión en mayo por un escándalo de favoritismo hacia su compañera sentimental.

El FMI, del que son miembros 184 países, es la institución internacional encargada de supervisar la salud de la economía mundial y de prestar ayuda a los países con desequilibrios en su balanza de pagos.

El hombre que logró más poder para las regiones en desarrollo

Rodrigo Rato (Madrid, 1949), ha conseguido aumentar las cuotas de poder para las regiones en desarrollo durante su mandato en el FMI. Rato, quien hoy anunció su renuncia al cargo debido a "razones personales" tras tres años de mandato (dos antes de lo estipulado), se ha caracterizado por promover una agenda de reformas de la institución, algo que hoy destacó como uno de sus mayores logros.

El responsable del FMI, quien durante el proceso de nombramiento prometió a los países latinoamericanos y africanos que procuraría un mayor papel para las regiones en desarrollo dentro del FMI, ha hecho del aumento de las cuotas de poder en el Fondo para esas naciones una de sus banderas. Para el director gerente, este tipo de reformas son de gran importancia, debido a la decadencia del papel tradicional del organismo como prestamista a países con problemas financieros.

Durante su mandato, países como Argentina o Brasil pagaron anticipadamente sus deudas con el Banco, que se queda así sin buena parte de la liquidez que contaba gracias a los intereses de esos préstamos. Antes de dirigir el FMI, Rato fue el responsable de la economía española durante dos legislaturas, en las que ocupó también la vicepresidencia segunda y primera de los gobiernos de José María Aznar.Sin embargo, no pudo cumplir su sueño de competir con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero por la presidencia del Ejecutivo español en las elecciones del 14 de marzo, ya que Aznar se decantó por Mariano Rajoy para esa carrera. Ha sido militante de Alianza Popular y de su sucesor Partido Popular desde 1979.

Licenciado en Derecho, completó su formación con un máster en Administración de Empresas en la Universidad de Berkeley (California, EEUU), que le preparó para trabajar durante varios añosen algunas de las compañías de su familia, de reconocida tradición empresarial.

Rodrigo Rato ha sido el noveno director gerente del FMI, cargo en el que sucedió directamente a Horst Khler, quien renunció a su puesto el 4 de marzo de 2004. Sus antecesores en la Gerencia el FMI fueron Camille Gutt (Bélgica, 1946-51), Ivar Rooth (Suecia, 1951-56), Per Jacobsson (Suecia, 1956-63), Pierre-Paul Schweitzer (Francia, 1963-73), H. Johannes Witteveen (Países Bajos, 1973-8), Jacques de Larosire (Francia, 1978-87) y Michel Camdessus (Francia, 1987-2000).

Más información