El Gobierno aprueba la reforma que amplía a 15 los años de cotización necesarios para cobrar la jubilación

La normativa también incentivará la prolongación de la vida laboral más allá de los 65 años

ELPAIS.com Madrid 16 FEB 2007 - 15:15 CET

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el proyecto de ley de reforma de la Seguridad Social, que aumenta el tiempo mínimo de cotización efectivo para cobrar la jubilación hasta los 15 años y endurece los requisitos de acceso a la jubilación parcial, a la que sólo podrán acogerse los mayores de 60 años. Otras de las medidas incluidas en la normativa son la creación de incentivos para la jubilación tras los 65 años y el reconocimiento de la pensión de viudedad a las parejas de hecho.

La norma, que ahora será remitida a las Cortes, es fruto del acuerdo que firmaron el Gobierno y los agentes sociales el pasado 13 de julio en el Palacio de La Moncloa, en presencia del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. Se trata de la primera reforma de la Seguridad Social dentro de la etapa democrática que han suscrito Gobierno, CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme.

Entre las medidas contempladas en la reforma se encuentra el aumento del periodo mínimo de cotización para acceder a la pensión de jubilación hasta los 15 años, frente a los 12,5 años que se exigen en la actualidad. El texto también incluye medidas para mejorar las pensiones anteriores al 1 de enero de 2002 de trabajadores con 60 o más años. Este colectivo tendrá que acreditar, como mínimo, 35 años de cotización y un despido. En este caso, se considerará involuntaria el despido que se produzca dentro de un expediente de regulación de empleo (ERE).

Incentivos para los que no quieren jubilarse a los 65

Por otra parte, la norma incentivará la prolongación de la vida laboral más allá de los 65 años. Los trabajadores que se jubilen con 66 años o más, verán incrementada un 2% su pensión por cada año cotizado después de los 65. Este porcentaje será del 3% si se acreditan carreras de cotización de 40 años, y en los casos en que se supere la pensión máxima, se reconocerá el derecho a percibir anualmente una cantidad a tanto alzado, cuyo importe dependerá de los años cotizados.

Aquellos que trabajen en labores penosas, tóxicas o peligrosas podrán jubilarse anticipadamente (la edad está por concretar) a cambio de cotizar más a lo largo de su vida laboral. Pero nunca podrán retirarse antes de los 52 años.

Jubilación parcial, sólo a partir de los 61 años

La edad para poder acceder a la jubilación parcial será de 60 años para los trabajadores mutualistas y de 61 años para el resto de trabajadores (uno más que en la actualidad). Además, para poder acceder a la jubilación parcial será necesario que el trabajador relevado acredite como mínimo seis años de antigüedad en la empresa y 30 años de cotización. En cuanto a las bajas permanentes se reduce el periodo mínimo de cotización para que los menores de 31 años puedan acceder a esta prestación.

La reforma incorpora una nueva fórmula para el cálculo de la pensión de incapacidad permanente, de manera que, frente a la situación actual, pasarán a tenerse en cuenta los años cotizados. Con esta medida se quiere evitar que carreras cortas de cotización generen prestaciones iguales a las de las carreras largas.

La pensión por viudedad se amplía a las parejas de hecho

La pensión por viudedad no sufría una reforma desde 1978. Desde ese año han ido surgiendo nuevas fórmulas familiares que no tenían su correpondiente prestación. Tal es el caso del derecho a la pensión de viudedad por las parejas de hecho. Con la reforma aprobada hoy, las parejas de hecho podrán tener acceso a esta pensión siempre y cuando acrediten al menos cinco años de convivencia o medien hijos comunes. En caso de no poder acreditar los requisitos anteriores, las parejas de hecho recibirán una pensión temporal de viudedad, como también los matrimonios que hayan durado menos de dos años, no tengan hijos y la muerte del causante se haya producido por enfermedad común.

En los supuesto de divorcio, sólo se accederá a la pensión de viudedad si se tiene reconocida la pensión compensatoria. Si mediado el divorcio existiera concurrencia de beneficiarios con derecho a pensión, queda garantizada el 50% de la base reguladora de la prestación de viudedad al cónyuge sobreviviente o de quien, sin ser cónyuge, conviviera con el causante de la pensión.

4.000 millones más para el Fondo de Reserva de las pensiones

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy una dotación de 4.000 millones de euros al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, lo que eleva su cuantía total a 40.334,78 millones de euros, el equivalente al 4,14% el PIB y a ocho meses de la nómina actual de pensiones. Esta inyección económica, anunciada hace unos días por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sitúa las aportaciones totales a la 'hucha de las pensiones' en 22.100 millones de euros durante lo la actual legislatura.

De la Vega: "La reforma mejorará la vida de millones de ciudadanos"

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega valoró así la aprobación del Proyecto de Ley de Medidas en Materia de Seguridad Social, que amplía el derecho a la pensión de viudedad a parejas de hecho, incentiva la prolongación de la vida laboral y eleva a quince años el período de cotización necesario para acceder a una pensión contributiva.
A su juicio, la reforma "mejorará sensiblemente la vida de millones de ciudadanos" y "actualizará la regulación de materias laborales y sociales", con el objetivo de "mejorar los mecanismos de protección y de que los ciudadanos puedan llevar una vida digna". En su opinión, "la evolución de la España social y económica ha sido muy rápida en los últimos años" y reclamaba una reforma de este tipo.
Por su parte, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, destacó que se trata de una reforma "muy importante y ambiciosa" que es consecuencia del diálogo social y que garantiza "plenamente" el sistema de pensiones, "que será mejor para todos". El ministro subrayó que la reforma tiene lugar "en el mejor momento de la historia de la Seguridad Social en España", lo que permite, a su juicio, "que se puedan hacer reformas paulatinas". Además, añadió que la reforma es "coherente con el desarrollo económico y social y sigue las directrices del Pacto de Toledo".

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un hombre de acción

Un perfil de Emilio Botín. La edad no era ningún impedimento para estar en primera línea de fuego el banco

El Estado refuerza la seguridad para frenar las agresiones a funcionarios

Habrá mamparas de protección, simulacros y apoyo jurídico, según un protocolo elaborado por Hacienda y Administraciones Públicas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana