Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE impone un arancel del 16,5% a la importación de calzado chino durante dos años

Los gravámenes provisionales que la UE venía aplicando desde abril expiraban el viernes

La Unión Europea impondrá aranceles a las importaciones de zapatos de cuero procedentes de China y Vietnam durante dos años para hacer frente al dumping, la práctica consistente en vender por debajo del precio de coste, desde ambos países. Así lo han asegurado hoy fuentes de la presidencia finlandesa de turno de la UE.

Los 25 Estados de la Unión han aceptado por mayoría, según esa información, la propuesta de la Comisión Europea que fija unos aranceles del 16,5% para el calzado chino y del 10% para el vietnamita, pero la han reducido a dos años, en vez de los cinco que proponía Bruselas.

Fin de los aranceles provisionales

El acuerdo de los embajadores, logrado tras meses de discusión, será ratificado, sin debate, por los ministros de Justicia e Interior de los 25, que se reúnen mañana y el viernes en Luxemburgo, para su entrada en vigor el próximo día 7.La imposición de barreras arancelarias es una cuestión que, tradicionalmente, ha dividido a los 25.

En este caso, los países con industria productora de calzado, como España, Italia y Portugal, eran los más interesados en establecer un arancel fijo a las importaciones de China y Vietnam, mientras que otro grupo de Estados (los nórdicos, Alemania y Reino Unido, principalmente) se oponían, porque creen que perjudica a las empresas de distribución, que tienen más peso en sus economías.

La Comisión insiste en que su propuesta es resultado de una investigación muy exhaustiva y sólo trata de compensar a la industria europea por el daño causado por la competencia desleal que provoca el dumping.