Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueldo medio en España continúa descendiendo y se reduce un 0,5% en el primer trimestre

Los salarios en nuestro país acumulan así seis trimestres consecutivos de descensos

A pesar de las subidas continuadas de precios y del aumento del endeudamiento de las familias que sufre nuestra economía, los sueldos de los españoles son cada vez más bajos. Así lo atesora el Euroíndice Laboral IESE-Adecco del primer trimestre del año, durante el cual, según el estudio, el salario medio en nuestro país se ha visto reducido un 0,5%, acumulando así seis semestres consecutivos de descensos.

Así, el sueldo medio tan sólo habría aumentado en nuestro país un 0,4% desde 1997, una vez descontada la inflación. El dato es preocupante, sobre todo si lo comparamos con otros países, como Reino Unido o Polonia, donde el poder de compra de los salarios se ha elevado por encima del 20% en el mismo periodo, según el informe. El mismo analiza la evolución del mercado laboral de siete países de la UE -Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España, Portugal y Polonia- y recoge estimaciones para los próximos meses.

Este estudio constata, además, que el salario español ha experimentado la peor evolución contemplada entre los países incluidos en el informe. Con 1.922 euros, el sueldo medio español sólo se sitúa por encima del portugués (1.236 euros) y el polaco (662 euros).

Por el contrario, los salarios más elevados corresponden a Reino Unido (3.607 euros) y Alemania (3.061 euros), seguidos de Francia (2.615 euros) e Italia (2.331 euros). De esta manera, el sueldo medio de los españoles es un 18% inferior al de los italianos, un 27% más bajo que el de los franceses, y un 37% menor que el de los alemanes. En relación con la media europea, el salario medio español es un 15,2% más bajo.

Para los próximos meses, el informe no prevé cambios significativos en los sueldos. En el tercer trimestre del año, Alemania, España y Portugal podrían reducir sus sueldos un 0,3%, un 0,4% y un 1,4% en tasa interanual, respectivamente. Para España, esto supondría acumular ocho trimestres consecutivos de descensos interanuales.

En España, los hombres cobran de media un 15,7% más que las mujeres

Por otro lado, el estudio también refleja que el salario medio europeo de los hombres es un 15% superior al de las mujeres, aunque la tendencia se dirige ligeramente hacia la mayor igualdad en los sueldos de ambos sexos. Portugal es el país de los analizados que presenta una menor diferencia salarial entre hombres y mujeres, de tan solo un 5%. En el otro extremo se sitúa Alemania, donde los hombres cobran de media un 23% más que las mujeres.

España se sitúa en esta ocasión en los puestos intermedios, con una diferencia salarial entre hombres y mujeres que alcanza el 15,7%, el equivalente a unos 307 euros mensuales. Dejando a un lado los porcentajes y atendiendo sólo a la brecha salarial expresada en euros, la mayor diferencia entre sexos corresponde a Reino Unido, donde los hombres cobran de media unos 880 euros más al mes que las mujeres, cantidad que desciende hasta 759 euros en el caso de Alemania.

Líderes en temporalidad

El Euroíndice confirma que, un trimestre más, España continua liderando la temporalidad en Europa, con una tasa del 33,3%. Las previsiones apuntan a que los empresarios españoles contratarán más indefinidos que temporales en los próximos meses, de forma que al finalizar el tercer trimestre la tasa de temporalidad se podría situar, según las previsiones de IESE-Adecco, en el 34,4%, el mismo porcentaje obtenido durante el año anterior.

A pesar de todo, más de la mitad de los empleos creados en Europa sigue correspondiendo a España (58%), aunque los autores del informe advierten de que esta tendencia es decreciente. En cuanto al paro, la tasa española se redujo más de un punto en el primer trimestre, hasta situarse en el 9,1%. Las previsiones contenidas en este informe apuntan a que esta cifra logrará reducirse hasta el 8,4% al finalizar el mes de septiembre, lo que significaría que la tasa de paro se reduciría hasta niveles de 1979.