Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Butanol: de la remolacha al depósito del coche

La petrolera BP comienza a producir en Reino Unido este alcohol, más potente que el Etanol, a partir del azúcar de productos agrícolas.- Todavía es más caro que la gasolina convencional, pero espera hacerlo rentable en 2010

Los fabricantes de automóviles apenas sí han empezado a poner de moda el Etanol en Europa y Estados Unidos, y la demanda de cereales que se utilizan para fabricarlo, y la cotización de las empresas que lo producen, se han disparado. Pero antes siquiera de que los consumidores españoles conozcan las ventajas de mezclar este combustible con la gasolina tradicional, la petrolera BP ha anunciado el lanzamiento de uno aún mejor: el Biobutanol.

No es un producto químico nuevo -es simplemente un tipo más de alcohol-, pero lo que sí es nuevo es el intento de fabricarlo a gran escala y con fines comerciales, como ya ocurre con el Etanol en países como Brasil.

La petrolera reconvertida en empresa energética verde afirma que este combustible es aún mejor que el Bioetanol porque proporciona más empuje que éste. Así, si el Etanol produce un 75% de energía que el mismo volumen de gasolina, el Butanol reduce la diferencia al 95%.

Otra ventaja clave, aún más relevante, quizá, es que si la proporción en la que se mezcla el Etanol con la gasolina convencional -para que los automóviles puedan usarla sin hacer adaptaciones- es de 10-90, la de del Butanol-Gasolina es mayor. Por si fuera poco, las emisiones de dióxido de carbono que produce la combustión de los biocombustibles son menores que las de los hidrocarburos que se utilizan actualmente.

La diferencia clave entre ambos tipos de biocombustibles está en el número de átomos de carbono que lleva la molécula de alcohol. En términos sencillos, si una molécula de etanol contiene dos átomos de carbono (su formulación es C2H5OH), la de butanol contiene cuatro (C4H9OH).

A partir de la remolacha

En la lista de inconvenientes que pesan sobre el Butanol para hacerlo rentable sigue pesando el proceso productivo, todavía inmaduro. Pese a que ayer BP anunciaba su alianza con la estadounidense DuPont para producir -de momento en Reino Unido- esta nueva generación de combustible, y ponerla en el mercado el próximo año, ambas empresas reconocen que el producto va a seguir siendo más caro que la gasolina al menos hasta 2010.

Esperan sin embargo que para esa fecha las mejoras en el rendimiento de los cultivos, y en el proceso de conversión de la biomasa en alcohol, permitan hacer viable el uso comercial del Butanol, que se obtiene preferentemente a partir de productos como la caña de azúcar o la remolacha.