Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía española creció un 3,5% en el primer trimestre del año

El PIB sube un 0,8 respecto al trimestre anterior.- El diferencial de crecimiento con la media de la Unión Europea se sitúa en 1,5 puntos porcentuales

La economía española creció un 3,5% en el primer trimestre del año, la misma tasa que en el trimestre precedente, según los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos intertrimestrales, el producto interior bruto registró un crecimiento del 0,8%, una décima menos que en el trimestre anterior.

La constancia de las contribuciones de la demanda, tanto del sector exterior (resta 1,5 puntos) como de la nacional (5 puntos), han dado como resultado, según el organismo estadístico, un "perfil estabilizado" para el crecimiento de la economía española en los primeros meses del año.

Crece 1,5 puntos más que la Unión Europea

El Ministerio de Economía y Hacienda ha calificado poco después como "positivo" el dato del crecimiento, y ha destacado la fortaleza del PIB español, pese al encarecimiento del crudo y el alza de los tipos de interés. Desde la sede que dirige pedro Solbes se apunta en concreto al dinamismo del sector exterior, y sobre todo a la "notable recuperación" de las exportaciones, cuyo incremento asciende al 9,1%.

Esto, según, Economía, puede anticipar "que el crecimiento podría ser más equilibrado a medio plazo y que las empresas españolas están recuperando su posición competitiva", según el Ministerio. También se felicita de que se mantenga la fortaleza de la demanda interna, sobre todo el incremento de la inversión de bienes de equipo, "con crecimientos superiores al 8% en el último año y medio".

El departamento de Pedro Solbes recuerda que la economía española sigue creciendo más que las economías de la zona euro y que el diferencial de crecimiento con la Unión Económica y Monetaria se sitúa en 1,5 puntos porcentuales.

Otros datos que aporta el indicador publicado hoy son que el empleo de la economía crece a un ritmo del 3,2%, lo que supone una creación neta de 575.000 puestos de trabajo a tiempo completo. Ese crecimiento del empleo se produce simultáneamente a un incremento del 2,3% del coste laboral unitario, y dos puntos por debajo del deflactor del PIB.

El consumo de las familias no descansa

El gasto en consumo final de los hogares sigue mostrando un elevado dinamismo, y afianza su crecimiento en el 4%. Esta evolución está determinada por el tono menos expansivo de la demanda de bienes, especialmente de los de tipo duradero, que compensa el carácter expansivo del gasto en servicios.

Respecto al gasto colectivo de las Administraciones Públicas, se acelera hasta el 4,7%, una décima más que en el trimestre anterior, como resultado del mayor impulso de la remuneración de los asalariados y, en menor medida, de las adquisiciones de consumos intermedios.