Montilla niega la injerencia del Gobierno en la venta de Amena

El ministro ha advertido que Xfera perderá su licencia si incumple sus compromisos de inversión

Archivado en:

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha reconocido que el Gobierno fue "consultado" sobre la operación de venta de Amena a France Telecom, pero negó tajantemente que hubiera intervenido de algún modo para favorecerla, y afirmó que "nadie se rasgó las vestiduras cuando durante la etapa de gobierno del PP Airtel dejó de ser una empresa española y pasó a ser propiedad de Vodafone". Ha advertido además a Xfera de que se perderá su licencia si incumple sus compromisos de inversión en el plazo que le ha dado el Gobierno.

"El Gobierno no ha intervenido; eso no quiere decir que no haya sido consultado, pero el Gobierno ni le ha dicho al accionista a quién tenía que vender ni al comprador: "presente usted la oferta, que seguro que le van a vender". En absoluto", aseveró.

Tras insistir en que el Ejecutivo "no ha tenido nada que ver" en esta operación, y que lo único que ha hecho es dejar que la transacción la fijen el comprador y los vendedores (Santander, Endesa y Unión Fenosa), el ministro expresó su convicción de que "el proceso, tal y como ha finalizado, favorece el mercado y la competencia y, por tanto, acabará favoreciendo al consumidor".

Preguntado sobre si la liberalización de las telecomunicaciones en España ha propiciado en cierto modo la cultura del pelotazo, reconoció que en el sector se habían generado plusvalías -"no voy a negar las evidencias", dijo-, algo que también ha ocurrido en otros sectores en el marco de los procesos de privatización.

"Supongo que en su momento se analizaron las ofertas y [las licencias] se adjudicaron a las mejores. Después, se da el caso de esta venta [la de Amena a France Telecom], pero durante la etapa de Gobierno del PP se realizó también una muy importante. Airtel dejó de ser una empresa española y pasó a ser propiedad de Vodafone, y nadie se rasgó las vestiduras", ha afirmado.

"Creo que al margen de que haya generado plusvalías este proceso, lo importante es si el servicio que dan las operadoras es el adecuado, y lo que a mí me preocupa de ahí es el mercado, la competencia y el servicio público", ha agregado. No obstante, ha recordado que la concesión de licencias de telefonía móvil fue "hace muchos años", cuando él no tenía responsabilidades de Gobierno. "Por lo tanto, no tengo los elementos para pronunciarme sobre si en su momento se hizo lo debido o no", ha puntualizado.

Ante las críticas de la oposición de que el Gobierno está favoreciendo la venta de empresas estratégicas españolas a empresas públicas francesas mientras que Francia es un campo vedado para las empresas españolas, dijo que hay casos puntuales de empresas energéticas españolas que "tienen intereses" en energéticas francesas e italianas, al igual que hay empresas de telecomunicaciones españolas que están "muy presentes" en otros países, algunos de ellos europeos.

"Si hay países que tienen prácticas más intervencionistas o estatalistas -dijo sin citar expresamente a Francia- tiene que ver con una determinada filosofía que yo no comparto y que acaba siendo perjudicial para los intereses de los ciudadanos".

"Xfera debe cumplir sus compromisos"

Por otra parte, Montilla instó a Xfera, el cuarto operador de telefonía móvil de tercera generación, que sigue inactivo en la actualidad, a cumplir sus compromisos de inversión y despliegue de red en el plazo estipulado para hacerlo, un plazo que el ministro calificó de "razonable" y que, según recalcó, "la empresa conoce perfectamente", pero que Montilla prefirió no revelar, "porque si no, evidentemente correrá el riesgo de perder su licencia", advirtió.

Respecto el malestar que causa en otros operadores tener que realizar elevados desembolsos para hacerse con nuevas licencias, como las de GSM, mientras que Xfera ocupa y tiene paralizado un espectro que es un recurso público, Montilla recordó que el espectro que tiene Xfera es de tercera generación.

"El espectro por el que ellos no han pagado, puntualizó, sino que tendrán que invertir en redes que serán de su propiedad, es de GSM, que les da en estos momentos un suculento negocio; sólo hay que ver sus cuentas de resultados. Seguramente a Xfera no se lo da tanto, porque si no sería un bocado tan apetitoso que estoy absolutamente convencido de que los actuales propietarios ya lo habrían vendido. Hay que decir las cosas como son y no distorsionarlas", señaló.

En cuanto a si el Gobierno va a favorecer la implantación de los operadores móviles virtuales, recordó que hay un primer informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) al respecto, pero no el informe definitivo, que el regulador elaborará una vez que acabe su actual estudio de los 16 mercados de referencia, por lo que el Ejecutivo no se pronunciará hasta entonces.

"Será el momento de pronunciarse, porque son conocidas las ventajas y las desventajas de los móviles virtuales. Hay países y hay diferentes sistemas de móviles virtuales. Cuando la CMT eleve su informe definitivo, habrá que ver qué es lo que nos conviene como país desde el punto de vista de los intereses de los consumidores y lo que no", concluyó.

Otras noticias

José Montilla, ministro de Industria, Comercio y Turismo. / LUIS MAGÁN

IMPRESCINDIBLES

Los BRIC ya no son estrellas

El frenazo de los emergentes y la mejora de los desarrollados marcan un punto de inflexión en la crisis

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana