Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal sostiene que continúa la expansión económica en EE UU

La Fed advierte que los precios de la energía comienzan a afectar a la economía del país

La economía ha crecido durante septiembre y octubre en casi todas las regiones de Estados Unidos a pesar de los indicios de que los precios más altos de la energía empiezan a afectarla, según ha indicado hoy la Reserva Federal.

"La actividad económica continuó expandiéndose", ha indicado el banco central en su llamado "libro beige" sobre la coyuntura económica. De todos modos el documento dio una señal de alarma sobre el incremento de los costos de la energía.

"En la mayoría de los distritos los empresarios siguieron expresando su preocupación por el aumento de los costes de la energía y otros insumos", ha añadido la Reserva Federal, al agregar que "muchos fabricantes y empresas de servicios pudieron pasar parte, si no todo, de este aumento a sus clientes".

El "libro beige" ha sugerido que, por ahora, los precios más altos de los carburantes no están acelerando la inflación y ha anotado que los aumentos en salarios y precios de minoristas "fueron, en general, moderados".

Este informe es elaborado por los economistas del Banco de la Reserva Federal de Chicago y servirá para guiar las deliberacionesque sostendrá el Comité de Mercado Abierto el próximo 10 de noviembre, la primera reunión sobre política monetaria después de las elecciones presidenciales y legislativas del 2 de ese mes.

Política de bajada de tipos

Desde enero de 2001 la Reserva Federal ha adoptado una política monetaria generosa que bajó los tipos de interés a su nivel mínimo desde 1958 para mantener el entusiasmo de los consumidores, cuyo gasto equivale a casi el 70% del Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU.

En junio pasado, entre indicios de que continuaba la lenta reactivación económica, la Reserva modificó un poco su rumbo y emprendió ajustes graduales de la política monetaria que han subido el tipo de interés del 1 al 1,75%.

La mayoría de los analistas espera que la Reserva haga otro ajuste el 10 de noviembre que llevará la tasa al 2%. El "libro beige" ha indicado que el gasto de los consumidores tuvo altibajos en septiembre y octubre, mientras que la actividad manufacturera fue más robusta.

El gasto de las empresas se incrementó "con aumentos modestos en gastos de capital y contratación de personal". El gasto minorista fue flojo en algunos distritos, indicó el informe, y en otros hubo mejorías leves.

La Reserva Federal ha añadido que los altos costos de la energía restringieron los gastos de los hogares y "en algunos distritos la proximidad de la elección residencial aumentó las incertidumbres entre los consumidores".