Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno, patronal y sindicatos firman la declaración que abre el diálogo social

Es la primera vez que se ratifica un acuerdo de este tipo sobre competitividad, empleo estable y cohesión social

El diálogo social ya puede dar comienzo después de que todos sus protagonistas hayan firmado hoy en el Palacio de la Moncloa una declaración conjunta que fija los asuntos sobre los que intentarán llegar a acuerdos, titulada Competitividad, empleo estable y cohesión social.

Zapatero, los secretarios generales de CC OO y UGT., José María Fidalgo y Cándido Méndez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, José María Cuevas y Jesús Bárcenas, han acordado que las prioridades en las discusiones que darán ahora comienzo serán las relativas a la mejora de la competitividad de la economía, la contratación temporal, el aumento del empleo, la inmigración laboral, la formación permanente de los trabajadores, el impulso de políticas activas de empleo, la política industrial o el salario mínimo.

El Gobierno se compromete a "reorientar" el gasto para consolidar el sistema de bienestar y favorecer la inversión en capital físico, tecnológico y humano, y a utilizar "de manera escrupulosa los instrumentos regulatorios" para asegurar más transparencia del mercado y más libertad económica. Además, garantiza que fomentará la estabilidad laboral, reducirá la temporalidad en la Administración y aumentará los derechos de participación y negociación colectiva de los empleados públicos.

Seguridad en el empleo

El Ejecutivo y los agentes sociales negociarán estos meses cómo solucionar el alto nivel de temporalidad y mejorar la estabilidad, mediante "modificaciones legales y de otra naturaleza que se estimen oportunas" y "buscando aquéllos compromisos que logren aunar seguridad para los trabajadores y flexibilidad para las empresas". Discutirán cómo favorecer el empleo de los jóvenes, de los trabajadores de edad avanzada, de los minusválidos y de los colectivos con mayores dificultades de inserción laboral. Ayer, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Econnómico (OCDE) exigió reformas laborales a España, instándola a crear más y mejor empleo.

En cuanto a la negociación colectiva, que tendrá un "claro componente bipartito", precisa la declaración, se buscarán fórmulas convenientes que propicien la capacidad de adaptación de la negociación colectiva a las necesidades de empresas y sectores productivos así como la mejora de la productividad. Respecto de la Seguridad Social, los agentes sociales y el Gobierno analizarán la situación actual, las previsiones demográficas y otros retos del sistema.

También se crea una Comisión de Expertos para evaluar el funcionamiento de las políticas de empleo desde las reformas laborales acometidas entre 1992-1994 hasta hoy.

Talante constructivo y consenso

Es la primera vez que se ratifica un pacto de este tipo sobre competitividad, empleo estable y cohesión social. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el proceso de diálogo social avanzará "únicamente con el acuerdo de todos". Horas antes de la foto, los secretarios generales de CC OO y UGT habían destacado el "talante constructivo y positivo" de la declaración de intenciones del diálogo social. Fidalgo aseguraba que acudía a Moncloa "encantado de la vida", pues "tanto el texto como los objetivos son los míos". Para el líder de Comisiones, los epígrafes de la declaración de intenciones abordan "todos los temas que puedan ser tocados". Méndez, por su parte, subrayaba que el contenido general y el diagnóstico se encuentran "bien orientados". "Luego habrá que buscar puntos de encuentro para encontrar soluciones en distintas cuestiones, como la reducción de la precariedad", añadía. Es la primera vez que los agentes sociales y el Gobierno firman una declaración conjunta antes de comenzar el proceso negociador. En el documento pactado entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios se han fijado los asuntos que se tratarán en las reuniones que seguirán a su firma.

Más información